• Dra. Pao VR

El derecho a la recreación

Actualizado: sep 7

En 1989 se publica la Proclamación de los #Derechos de los #Niños, que en su artículo 31 menciona que los niños merecen un “espacio, esparcimiento, juego, actividades recreativas, la vida cultural y las artes”. Según la publicación de #UNICEF “Deporte, Recreación y Juego”, el #deporte, la #recreación y el #juego fortalecen el organismo y evitan las enfermedades, preparan a los niños y niñas desde temprana edad para su futuro aprendizaje, reducen los síntomas del estrés y la depresión; además mejoran la autoestima, previenen el tabaquismo y el consumo de drogas ilícitas y reducen la delincuencia.


No sólo eso, el #DIF y la #UNICEF en conjunto describen los beneficios de la recreación en las diferentes esferas de la vida de la infancia:

· Estar libres de #estrés, de exclusión social, prejuicios o #discriminación

· Tener un entorno en que estén #protegidos del daño o la violencia social

· Tener un entorno suficientemente libre de desechos, contaminación, tráfico y otros peligros físicos para que puedan circular libremente y de forma segura dentro de su vecindario

· Disfrutar de un #descanso adecuado a su edad y su #desarrollo

· Disponer de tiempo libre, sin actividades impuestas de ningún tipo

· Contar con tiempo y con un espacio accesible para jugar, sin control ni gestión de los adultos

· Contar con espacio y oportunidades para jugar al aire libre, no acompañados, en un entorno físico diverso y estimulante y con fácil acceso a adultos que los ayuden, cuando sea necesario

· Tener oportunidades de experimentar e interactuar con entornos naturales y con el mundo animal y de jugar en ellos

· Tener oportunidades de invertir en su propio espacio y tiempo para crear y transformar su mundo, usando su imaginación y su lenguaje

· Tener oportunidades de explorar y comprender el patrimonio cultural y artístico de su comunidad y de participar en él, crearlo y plasmarlo

· Tener oportunidades de participar con otros niños en juegos, deportes y otras actividades recreativas, apoyados, cuando sea necesario, por facilitadores o instructores cualificados

· Contar con el reconocimiento, por los padres, los profesores y la sociedad en su conjunto, del valor y la legitimidad de los derechos consagrados en el artículo 31.


Sin embargo, nos hemos enfrentado con dificultades para llevar a cabo esta labor debido a diversos factores, que también el DIF y la UNICEF resumen en lo siguiente: la falta de reconocimiento sobre la importancia de este derecho, aunado a la falta de confianza, habilidad y comprensión por parte de los adultos para llevar a cabo dicha tarea. Nos rodean entornos insalubres y peligrosos, con alto nivel de delincuencia y violencia, por lo que existe cierta resistencia al uso de espacios públicos para niños. 

Las exigencias de éxito académico han impulsado que la educación en la primera infancia se centre, en medida creciente, en metas académicas y en el aprendizaje formal, a expensas de la participación en juegos y del logro de resultados de desarrollo más generales. El plan de estudios y el programa diario con frecuencia no reconocen la necesidad del juego, la recreación y el descanso, o no prevén tiempo para ello. Por otro lado, las oportunidades de realizar actividades culturales y artísticas y la presencia de educadores especializados en las artes están disminuyendo en las escuelas de muchos países, en favor de las asignaturas más académicas. Estas restricciones de los tipos de juego que pueden realizar los niños en la escuela inhiben la creatividad, la exploración y el desarrollo social.


En el contexto del siglo XXI, también el papel creciente de medios electrónicos, así como el acceso fácil a la información no adecuada para niños (pornografía, violencia, manipulación psicológica) preocupa. No sólo es el contenido o la falta de creatividad secundaria al uso de los medios, sino la creciente falta de atención por parte de padres de familia y maestros, ante las presiones legales y socioculturales, que merman la educación y la comprensión del material por parte de los niños. Esto convierte a la recreación que los niños buscan de forma independiente,  en una dinámica insana y mal encaminada que puede incluso llegar a ser contraproducente. 


En un estudio realizado por José Antonio Corraliza en la Universidad de Madrid, se reporta que “el impacto de los efectos estresantes en los niños es menor cuando la cantidad de naturaleza cercana es mayor, y ese efecto positivo de contacto con el medio natural es más apreciable en aquellos niños que son más vulnerables” (Corraliza, 2011, pp.226), lo que sustenta la importancia del cuidado del medio ambiente. En el mismo tenor, el Chile se considera la opinión de maestros de educación básica, quienes confirman la importancia de las actividades físicas y la recreación que les permita disminuir y prevenir “males sociales” (Meneses, 1997). Una entrevista realizada a niños de 6 a 16 años participantes de un campamento acerca de los beneficios obtenidos en Ciudad Juárez, México, reporta que las actividades deportivas y recreativas ayudan a desarrollar habilidades sociales, consideradas la comunicación, el manejo de conflictos, liderazgo, establecimiento de vínculos, cooperación y colaboración y trabajo en equipo (Salazar, 2011).


Lamentablemente, el derecho a la recreación no es garantizado a todos los niños secundario a una dinámica multifactorial. Un análisis de niños y adultos realizado por la ONU en 8 países, incluido México (Corona, 2011), reporta que en nuestro país la población adulta considera al juego como “algo trivial o pérdida de tiempo y no se le considera necesario para el desarrollo de la niñez” (pp 105), además de que a causa de condiciones económicas no es factible contar con el tiempo suficiente para encargarse del juego de los niños/alumnos, por lo que los niños abusan de la tecnología y los medios de comunicación. Por otra parte, se menciona que la inseguridad en las calles ocasiona miedo en padres de familia y evita que los niños cuenten con espacios de recreación al aire libre. También mencionan aspectos de falta de políticas públicas y presupuestos destinados a la recreación, énfasis en el desempeño académico a nivel escolar que resta importancia a la recreación, la mala calidad de los trabajos artísticos y culturales que nos rodean, el trabajo infantil, la falta de espacios urbanos dedicados a la recreación así como la falta de áreas verdes, entre otras. Se documentaron las percepciones de los mismos niños acerca de su derecho a la recreación, mencionando que la mayoría juega con pares, ya sean amigos o familiares, y únicamente el 2.1% juega con sus padres.


En resumen, el juego no sólo es una herramienta para entretener a los niños en los momentos en los que "no tienen nada que hacer", si no que es un derecho indispensable que permite un adecuado crecimiento y desarrollo tanto físico como mental, además de que ayuda a construir sociedades más participativas y prósperas.


Yo he dedicado más de 18 años defendiendo el derecho a la recreación en una institución llamada Colonias de Vacaciones I.A.P. Ayudamos a los niños a tener un pensamiento creativo, conocerse a si mismos, manejar sus emociones, tener buenas relaciones con otros niños y conocer nuevas formas de entretenimiento, todo a través del juego y actividades recreativas. Los niños y niñas, independientemente del espacio cultural donde se encuentren, necesitan de cariño y diversión para que puedan potenciar sus habilidades al máximo, brindándoles las mejores herramientas para ser adultos responsables, independientes y propositivos ante un mundo que los necesita. 


BIBLIOGRAFIA

-- Publicación DIF / UNICEF sobre los Derechos de los Niños, 2001, Obtenido de: http://www2.ohchr.org/spanish/bodies/crc/index.htm

-- Corraliza, José Antonio, Collado Silvia. La naturaleza Cercana como moderadora del estrés infantil. PSicothema, 2011, pp 221-226.

-- Meneses Montero, Maureen, & Monge Alvarado, Marielos. (1997). La patología social y las actividades físicas y recreativas. Revista Costarricense de Salud Pública6(10), 17-28. Obtenido de: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-14291997000100004&lng=en&tlng=en

-- Corona, C.Y; Gülgönen, T. (2011) El derecho de los niños y niñas al juego en México: Resultados de las consultas a niños, niñas y adultos. Revista Iberoamericana. Pp103-111

-- Salazar, C.M.; Juárez, R.; Andrade, A.I.; Peña, C.S.; Arrellano, A.C.; Hernández, J.A. (2016). Percepción del beneficio de los deportes y actividades recreativas en habilidades para la vida en niños y adolescentes de Ciudad Juárez. México. Sportis Sci J, 2 (3), 356-378.


73 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo